30.11.16

¿Cómo usar una vieja impresora en un ordenador moderno?

Uno de los grandes problemas que tenemos en esto de la informática es cuando tenemos viejos aparatos, confiables, que funcionan maravillosamente y que por obra y gracia de la falta de drivers específicos para las nuevas versiones de Windows tenemos que sustituir por contrapartidas más modernas y mucho menos económicas.

En mi caso, por ejemplo, tengo una venerable HP Laserjet 1000 que estaba aparcada desde hacía varios años porque no necesitaba imprimir gran cosa y para el uso, una vez acabado el tóner, me resultaba más rentable ir a una copistería.

Pero un día me tropiezo con ella y decido volver a ponerla en marcha. No hay drivers para ella desde Windows XP y en los tiempos que corren es un poco peligroso seguir con esa versión.

¿Cómo hacer entonces?


La primera opción sería buscar drivers de terceros para esta máquina. No es algo frecuente, pero para ciertos hardwares populaers puede ocurrir. En este caso di con uno de solvusoft, pero su aire a teletienda y varias técnicas de publicidad agresivas en su web me dieron tan mala espina que decidí no seguir adelante. No sé si es una estafa o no, pero tampoco voy a correr el riesgo.


Otra opción sería probar suerte con un driver antiguo y esperar que sea compatible. A veces pasa, pero dado que el último driver para la Laserjet es para la version 32 bits de XP tampoco parece buena opción.


¿Qué nos queda?

La respuesta es sencilla: utilizar una máquina virtual.

Una buena opción es instalar Virtual Box y bajarse unas máquinas virtuales de Windows XP que Microsoft puso a disposición hace unos años y que aunque ya no están en su web sí que son relativamente sencillas de encontrar en otros sitios, como aquí.

Así que se trata de arrancar esa máquina virtual y configurarla. Para ello, una vez instalado VirtualBox bastará con hacer un doble click sobre el fichero de la máquina virtual, importarla y una vez arrancada ir a Dispositivos / Red / Conectado a / Adaptador puente / Tu tarjeta de red (en mi caso una Realtek). Eso te permite tener la máquina virtual como "otro" equipo de tu red local.


Lo ideal sería poder utilizar la impresora en red, pero desgraciadamente siempre te va a pedir los drivers para instalarla en tu equipo. Para el caso de Windows 10 no conseguí encontrar ningún driver que funcionase, probando con otras impresoras de la serie 1000 que sí están disponibles.

No he probado a poner una MV Linux, pero posiblemente sea necesario también instalar los drivers en local y no estoy muy seguro de que el driver de HP siga funcionando en versiones más modernas de ese sistema operativo. Opté por XP por la disponibilidad de máquinas virtuales "legales" sin demasiado trabajo de configuración por medio.

No es la solución perfecta, cómoda o ideal, pero hace el trabajo. Si algún día doy con una forma mejor de hacerlo actualizaré esta entrada

No hay comentarios: