26.11.07

Príncipe de Asturias del Deporte

Bien, España es campeona de Europa de fútbol-sala por cuarta vez, a lo que hay que unir sus dos campeonatos mundiales y un subcampeonato mundial y otro europeo. Hoy por hoy es una potencia casi hegemónica en el concierto europeo y mundial, dónde tan sólo un puñado de equipos pueden aspirar a vencerle... y eso en un día bueno. A nivel mundial sólo Brasil es un rival contra el que perder no es un fracaso (y para eso les hemos ganado las últimas veces). Todo ello mérito de Javier Lozano (quizás el mejor seleccionador de la historia de España en cualquier deporte) y este último campeonato de José Venancio, su sucesor

La pregunta es... ¿qué más necesita hacer esta selección para ganar el Príncipe de Asturias del deporte? ¿ganar todos sus partidos por 12-0?

Y que conste que no olvido a otros ilustres a los que no han concedido el galardón, como Ángel Nieto con sus trece entorchados, Mike Doohan, las selecciones de hockey sobre patines de Argentina, España, Italia y Portugal (que se rifan las grandes citas entre ellas) o la selección brasileña de fútbol y sus cinco campeonatos mundiales de fútbol, amén de otros grandes dominadores en el resto de deportes (aunque sólo contemos los olímpicos)

Lo que es la presión mediática: Alonso y la selección española de baloncesto lo consiguieron por mucho menos (que nadie me entienda mal: lo merecían)

1 comentario:

Brasilia dijo...

Los otros que nombras no, pero La selección Brasileña de Futbol ha sido Premio Principe de los Deportes en el 2002, que si que me acuerdo de verlos por Ovi.