13.2.08

Intolerancia y cerrazón

Me pregunto qué puede pasar por la cabeza de alguno de los miembros de Agir que atacaron ayer a María San Gil en Compostela.

Porque lo cierto es que hay que ser muy burro para atacar a alguien (aunque sólo sea verbalmente) mientras se refiere a sí mismo como "demócrata" o "antifascista" (no en vano, hablan de que defienden una enseñanza democrática en Galicia). Si les cae mal que se chinchen, así de claro: democracia es que todos puedan hablar.

Aunque San Gil fuese fascista (que no lo es: la palabra se ha desvirtuado demasiado y la gente ya no sabe ni lo que significa) tendría todo el derecho del mundo a hablar. Si luego dice algo que es ilegal que la denuncien, que para eso hay leyes.

Me pregunto que dirían ellos si los de Nuevas Generaciones del PP les reventasen alguno de los numerosos actos que ellos organizan en instalaciones de la USC (proyecciones, conferencias, etc), a veces en colaboración con la propia Universidad. Posiblemente hablarían de violencia fascista españolista contra ellos, pobrecitos luchadores por la libertad (de pensar como ellos) y el socialismo.

Como siempre con este tipo de gente, un método es lícito o ilícito según lo usen ellos o "los otros". Y la violencia, verbal o física es lícita siempre que se use en beneficido de "la causa". Si lo suyo es democracia, no quiero saber cómo es una dictadura.

Y ya puestos a pensar en términos de oportunidad, acaban de hacerle la puñeta al BNG, ya que hay gente (como el ex-ministro Trillo) que asocian, muy equivocadamente (o muy interesadamente), a ambas formaciones, mientras acaban de regalarle unos cuantos votos al PP, que no ha perdido la oportunidad de meterle el dedo en el ojo a Zapatero con el tema (detallito que podrían haberse ahorrado porque no viene a cuento) y en presentarse en mártir por España (o lo que ellos creen que debería ser España).

Lo que deberían haber hecho es sentarse tranquilamente, esperar al turno de preguntas y hacer preguntas molestas acerca del tema en cuestión (si el invitado da pie, claro... los hay muy listos). Aunque para eso hay que tener capacidad de raciocinio y autocontrol.

Pero claro, hubieran dejado pasar la oportunidad de dar la nota

2 comentarios:

M & M dijo...

Lo que esta muy claro es que los extremismos nunca son buenos, casi que vivimos en una epoca en la que la politica (no se si con conocimiento de causa o no) conduce a mucha gente a practicar el extremismo y la intolerancia.

M & M dijo...

Un saludiño.