1.2.07

Apagón

Hay que ver el circo mediático que se han montado con esto del apagón de cinco minutos: que si concienciación, que si cambio climático, que si patatín, que si patatán.

Y me juego un huevo y no lo pierdo a que la inmensa mayoría de los que secundaron el apagón (yo no, ya que estaba por la calle a esa hora... y no vi nada anormal) luego encendieron sus flamantes bombillas de 60W o pusieron en marcha sus calefacciones eléctricas.

Si es que no hay nada como estos gestos para lavar conciencias.

¿Saben qué? Si yo fuese el gobierno marcaría una fecha límite para que todo el mundo se pasara a las bombillas de bajo consumo (algo así como el apagón analógico, pero para bombillas). Eso sí tendría algún efecto apreciable sobre el consumo energético de este país.

3 comentarios:

Maui dijo...

También creo que no ha pasado nada por apagar las luces un rato.

No creo lo que dijo el jueves Red Eléctrica Española en "El Economista": preocupa la fuerte caída y subsiguiente subida de potencia ("normalmente sólo se puede responder a una caída de 3.000 MW en dos minutos o tres a lo sumo".

Al final no pasó nada. No se estropearon las redes eléctricas ni se acabó el mundo.

Les molesta que la gente les haga boicot y nada más, yo creo.

¡Un saludo!

Anónimo dijo...

En mi casa las bombillas son de bajo consumo desde que subieron a primeros de año la tarifa. ¿Qué tiene de malo ser SOLIDARIO? La cuestión siempre, es criticar. Mejora tu mundo de alrededor; es más cercano. Cuida tu ego hiperdesarrollado.

Contremo dijo...

Ser solidario no es apagar las bombillas cinco minutos porque le den tanto bombo en los medios.

Ser solidario no es apagar la iluminación de los monumentos porque queda guay que salga en la tele.

Fíjate, en tu casa cambiasteis las bombillas porque subió el recibo, y lo hicisteis ahora.

Yo llevo años usándolas y procurando reducir el consumo de luz, de agua, de calefacción...

¿Qué hay de malo en ser solidario? Nada, siempre que se sea de verdad y no de boquilla.