20.12.06

Y por navidades se montó el Belén

La verdad, hay que ver lo calentitas que vienen estas Navidades (y no lo digo por la ola de frío que azota Galicia estos días).

Porque a vueltas con los belenes y las felicitaciones navideñas se han montado unas cuantas polémicas bastante ridículas.

Primero, la superlaica directora de un colegio murciano arrojó a la basura el belén que habían montado los críos del grupo de religión porque "en un estado laico no están permitidos los símbolos religiosos".

Bueno, eso pasa en Francia, que no sé si es laico o aconfesional, y como recuerdo que me enseñaron que Napoleón fue expulsado de España, pues no debemos ser franceses... ¿no?. Lo que sí es España es un estado aconfesional. La diferencia es sutil pero importante: los estados laicos no apoyan a ninguna religión porque son independientes de ellas... los aconfesionales a todas porque no están adscritos (pero no son independientes), con lo cual y a menos que una Ley lo prohíba expresamente (que no es el caso) la doña está equivocada. Ya ni comento la falta de sensibilidad para con los críos o su incompetencia por no haberlo impedido (informando al profesor, por ejemplo) antes de que ocurriera.

El caso es que esta señora no fue cesada tal y como solicitó parte de los padres de alumnos. El que sí fue cesado es el capitán de la Legión que había retirado un disfraz de palmera de la estatua de un militar por considerarlo una deshonra. Dado que el Belén no era de los críos de un colegio sino del mismísimo ayuntamiento, pues al tío lo arrestaron, lo destituyeron y le cancelaron el destino, con lo cual si quiere seguir siendo militar tendrá que buscar uno nuevo fuera de Melilla, que es dónde sucedió todo esto.

Y por último, tras la polémica del año pasado con las fotos navideñas de la Casa Real, este año Sus Majestades los Reyes (los de Oriente no, los otros) han decidido felicitarnos las fiestas con unas fotos de los jardines de su residencia nevados. Espero que nadie los acuse de insensibles con todo esto del cambio climático.

Los que no se han librado de la polémica es la infanta Leonor, a la que critican por ir de manga corta, tener detrás unos calcetines en la chimenea (tradición muy castiza de... Estados Unidos) y además resulta que en la foto le falta una pierna. La Voz de Galicia hace un buen álbum resumen de todo esto.

Y eso que aún no se ha sorteado la Lotería, que viene siendo como el arranque oficial de las Navidades en España. Hablando de ello, también está el pequeño lío que se ha montado al prescindir los responsables de la campaña publicitaria de Clive Arrindell, más conocido como "El Calvo de la Lotería" (esto es un encasillamiento y lo demás, tonterías). Parece que las ventas lo han notado.

En fin, que Paz en la Tierra y todo eso (si no surge nada más, claro).


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Con el calvo de Navidad me ha pasdo aquello de que uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde! Ahora recuerdo aquel gesto con los brazos en el aire resoplando mientras soportaba asqueada el anuncio pesao del hermano secreto de los matamoros.. pero!! me lo quedaba mirando como al familiar entrañable que asoma por estas fechas y que te alegras de verlo. yolijolie

El Cerrajero dijo...

Esto de la doble moral de la giliprogresía es algo difícil de entender ¿te imaginas que esa profesora tirara una media luna a la papelera?

Tienes razón en que España --por ahora al menos-- es aconfesional y no laica.

Lo de la Familia Real y la foto de la Zarzuela vacía no se si es un mensaje subliminal ^_^

Por último, al calvo de la Lotería 'de ese país vecino' según ?RC le han hecho, precisamente, un calvo xD

Cantro dijo...

Hombre, doble moral tiene todo el mundo y no sólo los que se dan en llamar "progresistas" (¿es progreso sólo lo que ellos proponen y lo demás involución?).

Por ejemplo, Bush saca la Biblia a paseo a cada momento y olvida el "No matarás" con una facilidad pasmosa.

Aznar habla de democracia y de la Constitución, pero nombró a su sucesor a dedo.

Zapatero habla de consenso, pero le cuesta mucho hablar con aquellos que no le ríen las gracias.

La Iglesia sale a la calle para protestar contra una ley que permite a las parejas homosexuales equipararse en derechos a las parejas heterosexuales (lo cual no veo por dónde puede "atacar" a la Familia) y sin embargo no se manifestó contra la Guerra de Irak más allá de unas manifestaciones bastante tímidas.

Como digo, la doble moral se extiende por todas partes. Y lo peor es que, parafraseando a Jesucristo, la gente ve mucho mejor la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio.

Sobre ello deberíamos reflexionar todos un poco.